Entradas

depilación láser en Fleboláser, clínica en La Coruña

¿Qué hay que saber para una Depilación Láser efectiva y sin Riesgos?

Suele ser en invierno cuando empezamos a prepararnos para exponer nuestro cuerpo, de cara al buen tiempo – ya no falta tanto- y la depilación láser es una de las técnicas más demandadas entre la población, tanto por hombres como por mujeres. Hay múltiples Centros donde realizarse este tratamiento, pero pocos de ellos bajo supervisión médica, por lo que en este post os damos algunas claves sobre en qué consiste realmente cada uno de ellos, las diferencias que hay y los riesgos que conllevan.

En esta línea, no debemos olvidar que tanto la depilación láser como la fotodepilación son tratamientos médicos y deben realizarse bajo la supervisión de un profesional sanitario, ya que un mal uso de la técnica puede producir daños irreversibles en los pacientes tratados. Por ejemplo, es importante realizar una historia clínica, exploración previa y elegir equipos homologados, como Láser Soprano XL, para evitar efectos secundarios.

¿En qué consiste la depilación láser?

Es un tratamiento que consiste en la extracción y/o eliminación del vello de nuestra piel y que, por su color o grosor, pueden resultar antiestéticos o poco aceptables socialmente.

¿Qué tipos de depilación existen?

Hay varios métodos para eliminación del vello: desde sistemas mecánicos o tradicionales, hasta sistemas mucho más avanzados gracias a las últimas tecnologías. Dentro del primer grupo, encontramos los que extraen el pelo de raíz como la cera o la pinza depilatoria, y otros que extraen el pelo en porción superficial como el afeitado -incluída la depilación eléctrica– o las cremas depilatorias.

En el segundo grupo se encontrarían sistemas más modernos y de alta tecnología, como la fotodepilación y depilación láser.

Fotodepilación

Es un sistema que se realiza con un equipo de Luz Pulsada Intensa.  Consiste en una luz blanca que pasa por un filtro de una longitud de onda similar al color de la melanina del pelo oscuro. De este modo la luz, selectivamente, destruye el vello oscuro preservando los tejidos circundantes (piel).  Éste es el motivo por el que este tratamiento estaría contraindicado en pieles bronceadas y/o oscuras, debiendo evitar su uso en épocas de sol.

Depilación láser

Sigue unos parámetros físicos similares a los de la fotodepilación, pero la diferencia radica en que el láser emite la Luz en la longitud de onda apropiada desde su fuente. Los más conocidos son el Láser Alejandrita y Diodo. La depilación láser tiene las mismas limitaciones que la fotodepilación ya que hay que tener en cuenta el color de la piel y el bronceado.

Dentro del grupo de los equipos láser, existe uno de Diodo que se llama Láser Soprano XL, cuya gran ventaja es que resulta mucho menos doloroso, ya que no se utiliza disparo a disparo, sino con un sistema de frotación.  Al no interferir el color de la melanina, puede usarse en épocas de sol y con pieles bronceadas.

¿Cuánto tiempo y sesiones son necesarias para un tratamiento de depilación láser?

El número de sesiones y el tiempo de las mismas es extraordinariamente variable, dependiendo del equipo que utilicemos para este propósito. De nuevo, el equipo que elijamos para el tratamiento es una decisión relevante que debe tomarse por un profesional.

Generalizando, podemos decir que un buen tratamiento obtiene resultados óptimos con cuatro sesiones en una zona concreta. Sin embargo, para conseguir este resultado es necesario utilizar equipos adecuados y homologados.

Además, cualquiera de estos equipos debe de ser manejado por profesionales sanitarios y siempre bajo supervisión médica, ya que si excepcionalmente se produjera un problema, son los más cualificados para solventarlo. 

¿Por qué es importante ponerse en manos de un especialista para la depilación?

Hay multitud de oferta de tratamientos para eliminación de vello que no tienen supervisión médica, amparados por una normativa laxa y falta de control sanitario. Sin embargo, no debemos olvidar que la piel es otro órgano del cuerpo y el más extenso de todos, de modo que hay que tratarlo con el conocimiento y la experiencia que solo un especialista en Dermatología es capaz de manejar. Sin ir más lejos, en algunas ocasiones, ante una mala respuesta al tratamiento,  hay que buscar un fondo endocrinológico o ginecológico. Es por este motivo la importancia y la diferencia entre acudir a un sitio o a otro; en unos subirán la intensidad del equipo (seguramente produciendo quemaduras) y en Centro Médico buscarán el origen y la causa.

Fruto de estos centros que han proliferado captando clientes por ofertas “competitivas”, a  los Dermatólogos nos llegan casos de quemaduras por mala pericia o porque los equipos no han pasado los controles obligatorios. A veces lo más barato sale más caro.  De ahí la importancia de elegir bien el Centro donde realizarse este tratamiento.


Quemaduras en centros estéticos

“Centros estéticos: el peligro de ponerse en manos inexpertas”

Últimamente se están comercializando equipos como lámparas de fotodepilación, rayos UVA e incluso de radiofrecuencia domésticos. Antes era impensable tener un aparato de estas características. Pero se ha reducido tanto su tamaño y su precio que la sociedad los percibe como una alternativa real. Y se están comprando sin ningún tipo de control para particulares y centros estéticos

Más allá del uso doméstico, hay negocios que llevan a cabo prácticas de medicina estética. Estos ofrecen servicios con láseres de depilación, cabinas de rayos UVA, ultrasonidos e incluso radiofrecuencia para remodelación facial y corporal. Estas prácticas se administran muchas veces por personal sin ningún tipo de cualificación y, lo que es peor, sin que haya un médico al cuidado y con responsabilidad sobre estos procedimientos. De hecho, el 58% de los tratamientos estéticos los lleva a cabo personal no cualificado.

Una tendencia que debe frenarse

La fotodepilación en casa o en centros estéticos no cualificados es peligrosa

Esta es una tendencia real, y muchos individuos se dejan influenciar por razones económicas. Y en este campo, lo barato no solo sale caro, sino carísimo. En las consultas de dermatología atendemos a diario casos de pacientes con secuelas de quemaduras, hiperpigmentaciones o cicatrices. ¿La causa? Haberse puesto en manos de personal no cualificado con equipos no homologados y baratos. Estas secuelas no siempre son reversibles y los daños pueden ser permanentes en algunos casos. De este modo, la posibilidad de complicaciones y accidentes son infinitas.

Las posibilidades de complicaciones, accidentes y secuelas son infinitas”

Los dermatólogos son los médicos especialistas (vía MIR) en tratar patologías de la piel y tienen una mayor autoridad a la hora de practicar tratamientos de dermoestética. Y no elegir al profesional adecuado para solucionar un problema estético entraña un gran riesgo.

Soprano XL

La irresponsabilidad de acudir a centros estéticos no cualificados

Es importante señalar que los médicos cualificados se rodean de los mejores profesionales. Además, invierten en los mejores medios tecnológicos para reducir al máximo las posibilidades de que surjan problemas durante la intervención. Los profesionales sanitarios utilizan equipos de última generación para llevar a cabo sus tratamientos de medicina estética. Estos aparatos tienen grandes diferencias técnicas y económicas. Mas aún comparado con la simpleza técnica y los bajos precios de los equipos para el hogar y los utilizados en centros estéticos no cualificados.

Los médicos tienen los mejores equipos

En esta línea, los médicos invierten para tener los mejores equipos láser y de radiofrecuencia. Además, tratan de permanecer a la vanguardia de la tecnología para obtener los mejores resultados. Esta inversión, inevitablemente, repercute en el precio final de los tratamientos estéticos, pero ofrece a cambio la tranquilidad de que las cosas saldrán bien.

Para entender la diferencia, hay que saber que un aparato doméstico no es comparable con los que disponen los dermatólogos en sus clínicas y que son de uso exclusivo médico. Sin embargo, este hecho no siempre es apreciado por el ciudadano, y es necesario concienciar sobre la importancia de poner la salud siempre en manos expertas. Lo cierto es que los centros estéticos no cualificados pueden resultar extremadamente caros.