Lesiones pigmentadas en cara

Hay varios tipos de lesiones; Por un lado están los léntigos y efélides (pecas) son manchas melánicas marrón claro mayoritariamente benignas que han ido surgiendo progresivamente debido a la sobrexposición solar sobre todo en edades tempranas. Estas lesiones pueden aclararse utilizando los cabezales AFT Dye y 540 del equipo Harmony XL-Pro. Se realizarían dos o tres sesiones de tratamiento con dichos equipos en intervalos de cuatro a seis semanas. En un principio las lesiones precipitan y se acentúa su tonalidad y con el paso de los días se va regenerando la piel ya con ausencia o atenuación de la pigmentación de las lesiones.

Otra lesión pigmentada muy típica de esta zona y más frecuente en mujeres es el melasma. Es una lesión con aspecto de mancha difusa marrón grisácea sobre todo en la frente y en la zona supralabial Suelen generarse debido a la combinación de la exposición solar con hormonas anticonceptivas o de embarazo. Estas lesiones pueden tratarse combinando varias técnicas; aplicando fórmulas magistrales despigmentantes y además someterse a fuentes de luz AFT Dye o 540 o bien con el sistema ClearLift del cabezal Q-Switched del equipo Harmony XL-Pro.

Al igual que en los léntigos y efélides, al tratarse de lesiones de origen solar se precisará evitar la fotoexposición solar de forma rigurosa tras los tratamientos porque si no podrían recidivar.

Otro tipo de lesiones pigmentadas subsceptibles de tratarse en la cara serían las queratosis seborreicas, hiperplasias sebáceas, nevus intradérmicos y xantelasmas. Todas son lesiones benignas sin ser de origen solar y con muy buena respuesta al tratamiento con el cabezal de Láser Erbio-Yag de nuestro equipo Harmony XL-Pro. De una forma ablativa en dos o tres sesiones de tratamiento iríamos reduciendo su volumen hasta la eliminación de las mismas.

Pida YA su cita sin compromiso y le realizaremos una valoración exhaustiva de este tratamiento a su medida.