Quemaduras en centros estéticos

“Centros estéticos: el peligro de ponerse en manos inexpertas”

Últimamente se están comercializando equipos como lámparas de fotodepilación, rayos UVA e incluso de radiofrecuencia para usar en casa. Antes era impensable tener un aparato de estas características. Pero se ha reducido tanto su tamaño y su precio que la sociedad los percibe como una alternativa real. Y se están comprando sin ningún tipo de control para particulares y centros estéticos. De hecho, el 58% de los tratamientos estéticos los lleva a cabo personal no cualificado.

Más allá del hogar, hay negocios que llevan a cabo prácticas de medicina estética. Estos ofrecen servicios con láseres de depilación, cabinas de rayos UVA, ultrasonidos e incluso radiofrecuencia para remodelación facial y corporal. Estas prácticas se administran muchas veces por personal sin ningún tipo de cualificación y, lo que es peor, sin que haya un médico al cuidado y con responsabilidad sobre estos procedimientos.

Una tendencia que debe frenarse

Esta es una tendencia real, y muchos individuos se dejan influenciar por razones económicas. Y en este campo, lo barato no solo sale caro, sino carísimo. En las consultas de dermatología atendemos a diario casos de pacientes con secuelas de quemaduras, hiperpigmentaciones o cicatrices. ¿La causa? Haberse puesto en manos de personal no cualificado con equipos no homologados y baratos. Estas secuelas no siempre son reversibles y los daños pueden ser permanentes en algunos casos. De este modo, la posibilidad de complicaciones y accidentes son infinitas.

La fotodepilación en casa o en centros estéticos no cualificados es peligrosa

Las posibilidades de complicaciones, accidentes y secuelas son infinitas”

El problema es que no hay ninguna titulación homologada legalmente por el Ministerio que faculte a un licenciado en Medicina para la práctica de medicina estética. Los dermatólogos son médicos formados para tratar patologías de la piel. Estos son los únicos con garantías que deberían estar autorizados para la práctica de medicina estética. Pero la realidad es muy diferente.

La irresponsabilidad de acudir a centros estéticos no cualificados

Es peligroso que los individuos se administren este tipo de actividades estéticas en sus casas o que acudan a lugares donde el personal no está cualificado. No elegir al profesional adecuado para solucionar un problema estético entraña un gran riesgo.

Soprano XL

Además, es importante señalar que los médicos cualificados se rodean de los mejores profesionales. Pero además invierten en los mejores medios tecnológicos para reducir al máximo las posibilidades de que surjan problemas durante la intervención. Los médicos utilizan equipos de última generación para llevar a cabo sus intervenciones de medicina estética. Estos aparatos tienen grandes diferencias técnicas y económicas. Mas aún comparado con la simpleza técnica y los bajos precios de los equipos para el hogar y los utilizados en centros estéticos no cualificados.

Los médicos tienen los mejores equipos

En esta línea, los médicos invierten para tener los mejores equipos láser y de radiofrecuencia, con unos precios muy elevados. Además, tratan de permanecer a la vanguardia de la tecnología para obtener los mejores resultados. Esta inversión, inevitablemente, repercute en el precio final de los tratamientos estéticos, pero ofrece a cambio la tranquilidad de que las cosas saldrán bien.

Para entender la diferencia hay que en entender que un equipo para el hogar no es comparable con los que disponemos los dermatólogos en nuestra clínicas y que son de uso exclusivo médico. Si los equipos fueran comparables, los médicos estaríamos tirando el dinero. Sin embargo, esta obviedad no siempre es evidente para el ciudadano de a pie, y es importante concienciar en la importancia de poner la salud siempre en manos expertas y en que los centros estéticos baratos puede resultar extremadamente caro.