Eliminación de tatuajes mediante IPL y Láser

La tendencia actual

La tendencia actual a decorarse el cuerpo con tatuajes crea, al mismo tiempo, la necesidad de eliminarlos, bien porque las circunstancias han cambiado (modas, nombres que desean borrar…); bien porque el resultado obtenido no es el deseado; bien por exigencias de tipo laboral y/o social.
Los procedimientos que clásicamente se han utilizado hasta ahora para quitar tatuajes, son cirugía, dermoabrasión y criocirugía. Estos tratamientos no estaban exentos de complicaciones, dejando secuelas cicatriciales y trastornos pigmentarios. Ante estos tratamientos, surge el Neodimio-Yag Q-Switched, tratamiento láser, que utilizando la energía lumínica, no daña la epidermis, siendo sus efectos secundarios mínimos y los resultados óptimos (siempre y cuando sea susceptible de tratar con este equipo).

¿Se pueden tratar todos los tatuajes?

En un principio, se pueden eliminar tanto los hechos por profesionales como los realizados por los aficionados, no obstante la dificultad variará en función de la profundidad a la que se encuentre el pigmento. El color también influye en el tratamiento, siendo los colores que mejor responden el azul, el verde y el negro. Los que peor responden son el rojo, el amarillo y el naranja. También pueden ser tratadas las micropigmentaciones de cejas y labios, así como las lesiones provocadas por accidentes por la abrasión de la piel.

¿Cómo actúa el láser sobre los tatuajes?

La luz incide sobre las lesiones pigmentadas, produciendo su precipitación. Esto se traduce en un incremento de la tonalidad de las manchas durante unas semanas, por lo que si no se avisa al paciente le produce un desasosiego evidente. Transcurrido este tiempo, las lesiones se descaman y subyacentemente surge una piel nueva, sin pigmentación. Es imprescindible, al igual que otros tratamientos, que la piel no esté bronceada, ni se realice en épocas de exposición solar intensa, ya que la exposición precoz podría conducir al empeoramiento de la mancha.

¿Cuántas sesiones se necesitan y cuánto duran los resultados?

El grado de satisfacción de los pacientes que han decidido eliminar un tatuaje es óptimo. Actualmente diríamos que se puede lograr la eliminación del 95% del tatuaje. En cualquier caso, es muy importante saber que se usan más de cien tintas para tatuajes en el mundo, muchas de ellas sin regular (en la mayoría de los casos las tintas mezclan elementos metálicos con pigmentos orgánicos), por ello en algunas ocasiones se combina el uso de Neodimio-Yag con Láser Erbio, en consideración del Dr Mosquera.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

No podemos hablar de un número concreto de sesiones porque no hay dos tatuajes iguales, ni dos tintas exactas. Dependerá del tamaño, de los colores usados, de la situación del mismo, etc.
En un principio, la sesiones se distancian entre 6-8 semanas para dejar que la piel se recupere satisfactoriamente.

¿Qué contraindicaciones tiene?

En primer lugar, si la piel está pigmentada no debe aplicarse el tratamiento, ya que la melanina puede interferir en la luz del láser. La piel debe estar lo más blanca posible y no exponerse a la luz solar hasta que el Dr se lo indique.
Ocasionalmente pueden aparecer pequeños puntos de sangrado al realizar el tratamiento. Por este motivo se le indicará la aplicación de crema antibiótica durante unos días y más adelante, una crema regeneradora.

borrado de tatuajes

Pida YA su cita sin compromiso y le realizaremos una valoración exhaustiva de este tratamiento a su medida.